Hollywood: ¿nimiedad o arte?

Andreu foto

Las majors americanas hace tiempo que parecen haber acabado con el debate interno sobre si hacer películas buenas o simplemente sagas exitosos sobre superhéroes que aburren al público exigente. Y han acabado con ese debate guiándose por un criterio puramente mercantilista que concibe el cine como simple camino para amasar fortunas fácil y sin esforzarse demasiado en construir protagonistas profundos con problemas morales.

Constituye un claro ejemplo de ello la última película de la saga de Piratas del caribe, para basarse en lo mismo; presentar a un Jack Sparow surrealista. Lo es porque carece de todo sentimiento de terror: todo un dios de los mares. El pirata abandona para ello a los dos personajes más interesantes de la película. Por un lado, a Henry Turner, un joven que empieza a desarrollar su carrera de pirata con el objetivo de liberar de una terrible maldición a su padre, el capitán del Holandés Errante. Por otro lado, a Carina Smith, una joven y talentísima astrónoma a la que los españoles, demostrando su incultura, persiguen al considerarla una bruja.

Este esquematismo en los personaje y en la trama, acaba convirtiendo a la película en un documento que solo será recordado por el aburrimiento que causó a la mayoría del público al que solo sorprendieron y mínimamente los efectos especiales de los que se abusa durante todo el film. Es, en toda regla, un abuso de la post producción que acaba transformándose en un elogio a los efectos especiales en vez de en una elegía al buen cine. Con esto, provoca que el momento más interesante de la película sea el primer cuarto de hora y no justamente por la calidad sino por el absurdo del contenido planteado sean los primeros 15 minutos del la historia que empiezan con un maravilloso gag en el cual Sparow se presenta totalmente bebido y saliendo de la caja fuerte de un banco.

Sin embargo, el problema no es solo ese, sino que existen varios detalles que se les olvidan por dinero. En primer lugar, el hecho de que el protagonista deba tener debilidades si se desea que resulte creíble para el público: un principio básico que ya enunció en su poética Aristóteles, con el concepto “mímesis“, en el siglo IV a.C. Después, la decisión de rodearles de personajes logrados que contradigan su opinión y dificulten la consecución de su objetivo dentro de su propio equipo y  hacer ver que pacta con su máximo rival, el capitán Salazar.

Resultado de imagen de la venganza de salazar

Esto denota un problema muy grave: Hollywood se está quedando sin historias que contar y, para empeorar la situación, el cine es considerado casi exclusivamente como una industria, lo que les está llevado a abandonar la vertiente artística del propio medio para obtener grandes cantidades de dinero sin esforzarse mucho en la consecución de un contenido realmente original -o que, por lo menos, haga reflexionar al público-. Porque esta alargamiento de sagas hiperexitosas no solo ha sucedido con Piratas del Caribe -saga a la que con dos películas le bastaba-. También se ha podido ver con las grandes producciones de superhéroes -como con el enfrentamiento entre Batman y Superman- o películas de animación. Las innecesarias tres películas de El Hobbit son un gran ejemplo,  pues la última se convirtió en una producción soporífera.

Resultado de imagen de trilogia el hobbit

Señores de Hollywood, espabilen; ofrezcan buenos contenidos y olvídense de forrarse. Dejen de confiar ciegamente en el conformismo extremo de su público, o verán cómo las salas de cine irán quedando paulatinamente solitarias. Hagan buenas películas; hagan su trabajo.

ANDREU GIL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s